Sobre mí


Leticia Reyes

Nací en tierra de vinos, en La Palma del Condado, Huelva, en una localidad de profundas tradiciones, anclada entre la capital, la sierra y la playa. Rodeada de un paraje de gran valor natural, entorno al Río Tinto. Es un privilegio haber crecido aquí, me dejaron para siempre recuerdos impregnados de incienso y romero. Después de vivir algunos años en Los Palacios, Sevilla, el destino me ha traído de nuevo a mi tierra, la que me vio crecer.

Tengo treinta y seis años, he trabajado como auxiliar de ayuda a domicilio, la verdad es que me costó tener que aprender a ayudar a personas sin sufrir la realidad de ellas, pero llevo casi todo este tiempo dedicada por completo a las tareas del hogar de una familia numerosa. Entre mis experiencias, la más valiosa de todas ellas, ser madre, aunque la maternidad no sólo me ha mostrado mi razón de ser. 

Descubrí no hace mucho la importancia de no dejar de hacer cosas que realmente nos apasionan, como es para mí crear, transmitir y ayudar. La transformación digital se ha convertido en una de mis pequeñas pasiones, he comenzado esta andadura en busca de oportunidades, pero lo que realmente me fascina, es el poder del amor, fuente inagotable de alegrías, por lo que procuro rodearme de personas alegres, con altas dosis de locura, que aman en todo momento lo que hacen.

Gestiono comunidades en diferentes redes sociales, conociendo así a fondo el management en ellas, me gustaría ayudar a las pymes con esta gestión. Siempre dispuesta a seguir colaborando con causas solidarias. 

Si estoy aquí es porque creo en el poder de la comunicación, en estos momentos recibo formación; a medida que voy descubriendo internet, más claro tengo que éste se consolida como presente y como futuro. Después de gestionar voluntariamente las redes sociales de alguna asociación y pyme, he podido observar la importancia que tiene la transformación digital en ellas, la buena gestión no sólo de comunidades online, sino del buen desarrollo de cualquier proyección en internet que sólo un Social Media Manager puede trabajar con éxito. En estos momentos, me inquieta sobre todo el marketing digital, totalmente imprescindible para esta labor.

Nunca es tarde para emprender un nuevo rumbo, vivir una nueva historia o construir un nuevo sueño. Es fácil llegar a pensar en algún momento de nuestra vida que es demasiado tarde para realizar algo, pero siempre procuro tener presente, que cada día es un nuevo comienzo. La vida no deja de sorprenderme, me sigue mostrando muchas cosas, que también compartiré contigo, entre ellas: que la decepción no mata, enseña; que la autenticidad rinde más; que la vida no es como te la pintan, es como la coloreas; y que no puedes tener hijos felices, si no existen padres felices.

¡Tu sonrisa es cosa seria!